MITOS SOBRE LA VASECTOMÍA

MITOS SOBRE LA VASECTOMÍA

Tiempo de Lectura: 3 minutos

ES MENOS SEGURO Y EFECTIVO QUE LA ESTERILIZACIÓN EN LA MUJER

Falso. La vasectomía es una cirugía ambulatoria realizada en el escroto con anestesia local; a diferencia de la ligadura tubárica, que se aborda dentro del abdomen con anestesia general y requiere una corta estadía en el hospital.

AUMENTA EL RIESGO DE CÁNCER DE PRÓSTATA

Falso. Los hombres mayores de 40 años cuando consultan por la vasectomía también tienen evaluaciones de detección temprana de cáncer de próstata. La vasectomía no protege contra infecciones de transmisión sexual como el virus de inmunodeficiencia humana, sífilis, gonorrea y clamidia, por lo que se recomienda seguir utilizando métodos de barrera (condón).

LA VASECTOMÍA CAUSA IMPOTENCIA

Falso. La vasectomía no disminuye el deseo sexual, la erección ni afecta la masculinidad.

DISMINUYE LA CANTIDAD DE SEMEN EYACULADO

Falso. Menos del 3% del volumen total del semen representan los espermatozoides. La mayoría del líquido seminal proviene de las vesículas seminales y la próstata, cuya producción no se alterará con la cirugía.

REQUIERE HOSPITALIZACIÓN Y ANESTESIA GENERAL

Falso. La vasectomía es un procedimiento ambulatorio: viene y regresa al hogar el mismo día.

LA VASECTOMÍA ES DOLOROSA

Falso. Los pacientes refieren que el dolor es mínimo durante el procedimiento, puede incomodar inicialmente la inyección del anestésico en la piel.

PRODUCE ESTERILIDAD AL INSTANTE DE OPERARSE

Falso. Un hombre no se vuelve estéril inmediatamente después de que la vasectomía se ha realizado. Puede tomar de uno hasta tres meses (15 a 20 eyaculaciones) tras la cirugía para que el semen aparezca sin espermatozoides.